viernes, 11 de febrero de 2011

Me pides que te ame y te sigo

Tu bien sabes que yo te sigo.
Ciega voy por los caminos que tú pisas
el segador aparta las espinas
yo las piso y me lastiman, pero te sigo.

Sangran mis heridas y te miro.
¿Sufres?, no es nada, te digo y me miras.
Sostengo tu mirada. ¡Te amo!, dije.
Me ofreces tu mano y feliz camino.

Visitantes recientes